sábado, 11 de agosto de 2007

Nos vamos de vacaciones

viernes, 10 de agosto de 2007

Un velero bergantín


¿Cuántas veces me habían acompañado los versos de Espronceda?
.
Hacía dos años ya que no navegaba, que no subía siquiera a bordo de un barco más allá de un bote de remos o una pequeña piragua en el mar gallego, pero había guardado en el alma los versos de la famosísima Canción del pirata del XIX... Nunca olvidaré cómo descubrí, en una noche inolvidable en el Mar de la China Oriental, después de haber vomitado hasta el aire de las entrañas, el significado inefable y hermosísimo de aquellas palabras misteriosas que me hicieron ensoñar -y estudiar de lo lindo para memorizarlas- en los días de la infancia: "la luna en el mar riela"... Ah, jamás se borrará de mi corazón aquella magia con sabor tan libre de estar enfermito en un barco que se meneaba como una bestia entre olas oscuras de cinco metros, con la lona entre gimiendo y unos cabos golpeando, y allá a lo lejos, sobre la muerte impetuosa que se tragaba toda la luz a escasos metros, salpicándonos a veces, ahí descubrí qué belleza tiene ese rielar de la luna en el mar salvaje y negro, y qué conmovedora armonía había en aquello, cuánta paz y qué revelación de darse uno cuenta de que el resto del mundo no importa tanto... Qué poderosos los versos de Espronceda.
.
Cuando los estudiaba de pequeño, mi padre me contó que tambió lo tuvo que hacer en su día -y me alegro por ello y por esa complicidad que me dio-. Hizo la broma que jamás se me habría ocurrido: "con diez cañones por banda, / viento en popa a toda vela, / no corta el mar, sino vuela / un velero bergantín: / ¡baje el pirata, que llaman!". Me partí de la risa, y también me acordé mucho aquella noche de luna llena en el mar rielante, y hoy lo hago porque por fin descubrí por mi propia experiencia otro misterio del magnífico poema: qué tonnerre de Brest es entonces un velero bergantín.
.

.
En este caso es un velero bergantín goleta, que se llama Esmeralda y es como el hermano gemelo del español Juan Sebastián Elcano. Se trata de un buque escuela al estilo de principios del siglo XX, aunque construido en los años cincuenta, y también es conocido como la Dama Blanca de Chile, país a cuya Armda pertenece. Lo de bertantín goleta, por lo que he leído, depende del tipo de velas que lleva.
.
Hoy un amigo chileno me llevó para verlo llegar al río Huangpu de Shanghai, donde había un montón de chinos muy formales que, sin embargo, también querían hacerse fotos con un barco tan bonito. Fue una pasada que me dejaran entrar a verlo, hasta después nos dejaron subir a los que no éramos militares ni nada.
.
.
Al parecer hace 30 años era una dama menos blanca que ahora, pero el barco es precioso -aunque estremecen sus pasillos después de leer el enlace que os recomiendo-, y para los marineros debe de ser una experiencia increíble poder estar en tanto contacto con el mar como permite un barco de este tipo, no como los buques actuales tan tecnológicos, que ves pasar los mercantes y parecen ir a su bola con su contenedores, pasando de los elementos y de todo bicho viviente.
.


.
Soy un apasionado de los barcos, muchos ya lo sabéis, así que estoy contentísimo de haber recibido la visita de uno tan bonito, bajo un cielo tan maravilloso como el de hoy, y de haberlo podido ver por los pelos, a muy pocas horas del viaje que, si todo va como creo y según mis últimas experiencias en mi país, va camino de hacerme sentir un verdadero shanghainés español en mi propia casa.
.
¡Feliz verano, amigos y visitantes!
.

Cortesía de un tifón

Desde mi ventana, esta mañana.
.
¡Qué tiempo espectacular lleva haciendo Shanghai estos días!
.

Y todo es cortesía de los tifones, que tradicionalmente le hacen la vida imposible a la gente de las provincias vecinas por el sur, Zhejiang y Fujian, y que suelen limpiar la atmósfera casi siempre neblinosa y sucia de Shanghai, que brilla al sol como pocas veces al año nos regalan la primavera y el verano...

.

En esta ocasión llevábamos todo el verano sin tifones, lo que nos había provocado un efecto invernadero propio que nos venía calentando con una ola de calor de casi un mes, en la que sufrimos la temperatura más alta de la ciudad en más de 60 años (casi 40 grados con no quiero ni pensar qué niveles de humedad)... hasta que por fin llegó el regalo, y la cercanía del tifón Pabuk ha limpiado los cielos de Shanghai, y ha dado a esta ciudad una bóveda tan brillante y hermosa como muy pocas veces he visto en este país (tal vez en Yunnan) y como empieza a costarme ya recordar de España y de otros lugares de Europa.

.

Esta entrada de hoy se va a acabar pareciendo, casi sin querer, a la famosa serie de preciosidades impresionistas de Monet sobre la catedral de Rouen, pero es que os he preparado una colección de imágenes para que os hagáis idea de los cielos increíbles que estamos teniendo estos días, que me tienen encantadísimo y de buen humor todo el día, ¡qué bonita manera de dar la bienvenida a las vacaciones!

.


Ayer al atardecer.
.
... Ayer al atardecer, con una clara brisa que movió las nubes todo eso en menos de un minuto.

.

Y todo esto después de estar días y días envueltos en un bochorno que no dejaba pasar la luz del sol casi, salvo el fin de semana en que vino ChinoChano, que les hizo algo mejor, si recuerdo bien, días durante semanas en que, poco antes de caer la tarde, la humedad cargaba tan denso los cielos que se acababa descargando con todo su peso mientras preparaba otra noche de altas temperaturas.

.

Hace algunos días acabó por llover de lo lindo, no sé si tendría algo que ver con el tifón salvador, pero el cielo, a su manera, también se puso impresionante:

.

.
Por supuesto, esto hizo el trabajo y la vida diaria más fresca pero también más difícil, ya que moverse por la ciudad es lento, pesado y a veces hasta arriesgado, y parece que todo en la calle se complica.

.

.
Entre las dos fotos anteriores hay pocos segundos, son parte de la misma sesión. Aunque nos sentó de maravilla, porque luego nos dio un cielo tan precioso como este:
.
.
Seguro que después de tanta imagen ya os habéis dado cuenta de todo lo que ha crecido en las últimas semanas el Centro Financiero Internacional Shanghai Hills, que le está ganando a la Jin Mao ya en altura, y que debe de andar cerca de los 100 pisos ya, porque se ve a kilómetros (mi casa estará a 6 ó 7 kilómetros de allí) que ya están construyendo el famoso agujerito trapezoidal que va a tener.
.
.
Qué maravilla de la técnica humana, cómo puede cambiar tanto el paisaje de esta ciudad en tan poco tiempo, si aún recuerdo cuando empecé a vivir en esta casa, cuando ni las antenas de la Shimao estaban terminadas, lo altísimo que me parecía entonces el perfil de la torre Jin Mao, y ahora ahí se queda, en apariencia tan chiquitita junto a las obras cada vez más altas del nuevo coloso.
.
Si a todo esto le sumamos el mejor momento del verano, que nos está dando estos días un cielo como este, mirar por mi ventana es uno de los regalos cotidianos más agradables que tiene mi vida diaria... claro que sólo lo hago muy temprano con el desayuno, o ya de noche pensando, pero de veras que sienta bien. Aquí va una foto con la luz impresionante que teníamos ayer por la mañana: paisajes así son los que le enamoran a uno más que nunca de la ciudad donde vive.
.
.
A pesar de las sombras, como sabéis, mis torres sólo tienen una treintena de pisos, aunque queden tan espectaculares tapando la luz del sol matinal que acaricia al vecino xiaoqu (小区), que espero que le queden muchos años, porque me encanta y ya es el único que ha sobrevivido en los alrededores de mi barrio... De esto os tengo que contar otro día.
.
Hoy hablamos del sol y la luz y del cielo, y del lado más bonito del desarrollo cuando intenta tocarlo. Aquí va la foto en detalle que estábais deseando, tomada hace tres días, para que podáis ver cómo van las obras de la carrera entre las dos torres:
.
.
Retened esta imagen, porque dentro de un mes pueden estar todavía mucho más avanzadas...
.
En fin, atardece y uno tiene que hacer las maletas; la noche en Shanghai también trae un verano precioso, mirad cómo, puesto ya el sol, se veía mi pueblo en la tarde de ayer:
.
.
"Verano, violín rojo, / nube clara, / un zumbido / de sierra / o de cigarra / te precede, / el cielo / abovedado, / liso, luciente como / un ojo, / y bajo su mirada, / verano, / pez del cielo / infinito (...)", comenzaba su Oda al verano Pablo Neruda, también dentro de las Odas elementales que hemos compartido a veces.
.

.
¡Oh verano, verano! Tú que -cuando no aprietas- alegras tanto el cielo como la vista de los hombres, ¡qué guapas están las chinas a veces, luciendo sus brazos delgados, luciendo sus largas piernas de músculos pequeños y piel como de arena fina! Qué guapas luciendo su cara, su cuello, sus hombros, sus pies y sus finos tobillos y su alegría de sentirse guapas y tranquilas en la calle, cuando refresca la noche. La verdad es que el verano, cuando puede disfrutarse, también es una gozada. Aquí os lo retrato en una nocha en los Jardines Yu Yuan (玉元公园), donde se ven en lo oscuro también nuestras torres.
.

.
Esa mezcla de tradición y modernidad, ¿qué es en China, qué somos nosotros también, sino eso?
.
Aquí va otra imagen, tomada desde un taxi, de Lujiazui (陆家嘴), en la zona financiera,hará como tres noches...
.
.
¡Hasta los túneles se me aparecen maravillosos cuando el mundo nos regala esta luz! Qué pasión de días, señores.
.
.
Entretanto, China poniéndose guapa, y en el taxi anteayer daban, por la tele, retransmitido en directo por CCTV-1, la ceremonia de celebración de que quedaban 365 días para los Juegos Olímpicos de Pekín. ¡Cómo pasa el tiempo! Y qué ganas me dieron de volver a ver el simbólico centro de Pekín...
.
.
En fin, por cortesía del tifón, estos últimos días hasta las zonas más insulsas del barrio se pusieron guapas:
.
.
Ya lo véis, amigos, esa es la importancia de tener un cielo limpio. A los que no vivís en China lo que digo os sonará un poquito extraño, tal vez, o exagerado, pero a mí este tifón me ha hecho sentir como nunca qué importante es poder mantener esa calidad de vida, y poder darse el lujo de asomarse a pensar a la ventana y... disfrutar respirando.
.

jueves, 9 de agosto de 2007

Un elefante en Nanjing Xi Lu...


.

Hace montones de semanas que quería compartir con vosotros una de esas apariciones surrealistas que se encuentra uno a veces por las calles de China (y en este caso, qué calle). Iba yo por Nanjing Xi Lu, después de una larguísima sesión extra de trabajo y con ganas de comerme un elefante, cuando mis deseos de pronto casi se hicieron realidad...
.

.
Allí estaba él, atrayendo la atención de las masas en un semáforo: un elefante en el corazón de Nanjing Xi Lu (南京西路), a los pies de la torre de trabajo de la chica más bonita de Shanghai, en una noche extrañísima, agotadora, febril y divertida de verano, en la que conocí a una persona muy simpática, gracias al maravilloso animal, cuya presencia allí humillada, en un camión, parecía sacada de una expresión inverosímil, del tipo "eso es más raro que un elefante pasando por Nanjing Lu", que creo que voy a tener que acabar acuñando, visto lo visto...
.

Creo que nunca olvidaré la sorpresa que me llevé, ni dejaré de preguntarme qué fue de aquel animal por el que sentí tanta empatía, lo vi desaparecer en el Centro de Exhibiciones que construyeron en su día los soviéticos, donde se hacen los congresos locales del Partido, y hasta ahora, que recuerde, creo que no me lo he vuelto a encontrar...
.


El ocho y el uno

.
Hola a todos de nuevo,.

.como Agosto sólo hay uno, y uno lo espera con impaciencias, proyectos y ganas de vacaciones durante todo el año, voy a aprovechar para saludaros por aquí y enviaros al menos algunas imágenes que quería compartir con vosotros antes de tomarme unas semanas de viaje y dejar por unos días esta patria adoptiva por mi tierra natural y la querida terra nosa..

.

Hace unos días pude ver una grabación de un espectacular desfile del Ejército de Liberación Popular chino (EPL), que como sabéis es el más grande del mundo, y además de ver sonreír a un jovencísimo Hu Jintao, que hacía bromas con Zhu Rongji y aparecía mucho más humano que como se le suele mostrar ahora, me permitió echar la vista atrás y darme cuenta una infinitésima vez más de todo lo que ha tenido que cambiar este país en tan poquísimos años..

.

El tema lo dejo ahí por si a alguno de vosotros le apetece charlar de eso en persona, compartir recuerdos de juventud y de la infancia y compararlo con el gran salto palante que dimos también en España, a nuestra escala, pero que vaya si lo dimos..

.

El EPL cumplió 80 años el pasado día 1, y si hubiera tenido la tarde libre como una persona normal le habría puesto unas velas, en memoria de aquella gente humilde y valiente de 1927, que arriesgaba sus vidas porque creía en un mundo mejor. Luego, como en todas partes, el tiempo oxida los sueños y los hay que crecen de una forma o de otra, pero bueno, el caso es que se cumplen ochenta años del "Ba Yi" (八一), que aunque muchos ya lo sabéis, significa 8 y 1, por el 1 de Agosto en que se fundó, y es el nombre que se le da al EPL, hasta el punto de que su misterioso emblema, que tanto me había inquietado desde hacía tantos años, es este:.
.




.

En fin, como no os puedo poner el desfile como los que me entretenían la imaginación de pequeño en los libros de hazañas napoleónicas, aquí van unos juguetes construidos con balas que me dejaron fotografiar esta primavera en la provincia de Shanxi, aunque he llegado a verlos en muchos sitios. Incluso en Rumanía hacían joyas con balas con las siglas de otros tiempos políticos, y mi amiga Daliana llevaba una de collar... En cualquier caso sorprende y da qué pensar, vaya aficiones se trae la gente para ganarse unos yuanes de los turistas...
.
¡Paz a todos!
.

lunes, 30 de julio de 2007

Prendo un deseo


Hoy mi madre está en el hospital por unos poquitos días, por una pequeña pero importante intervención que le tienen que hacer, para evitar algunos peligros que se pueden ahuyentar ahora..
.
Hice una breve visita al Templo de los Dioses de la Ciudad (城隍庙) para prender un pensamiento de sosiego con mis deseos de que se solucione y que todo vaya bien.


lunes, 23 de julio de 2007

Tierra viva en directo


La esfera superior de la Torre Perla de Oriente, durante la noche del concierto Live Earth de Shanghai, a cuyos pies se celebró, con tres horas de música, el pasado 7 de Julio.
.
.
Hola de nuevo a todos.

Hace bastantes días que quería contaros aquí el paso por Shanghai de una interesante iniciaciativa ecologista de intenciones planetarias (aunque uno sabe que luego estas cosas apenas llegan sólo a los más ricos de este mundo, pero tal vez en este caso sea eso lo importante).
.
Seguramente hace algunas semanas habéis oído hablar de la serie de conciertos Live Earth, una idea para la difusión de mensajes de alerta sobre el cambio climático que YA se está produciendo, y sobre qué podemos hacer, con el apoyo de estrellas de la música. Los conciertos, cuyo nombre en inglés hacen el juego de palabras de significar a la vez Tierra viva y La Tierra en directo, fueron en nueve ciudades del planeta, que durante 24 horas se fueron turnando en una jornada ininterrumpida de música, que pasó de Sydney a Tokio, de allí a Shanghai, que vivió el más pequeño y controladito de todos, y a continuación la llama de la música y la voz de los artistas pasó por Johannesburgo, Hamburgo, Londres, Washington, Nueva York y Río de Janeiro.


No os repetiré ahora lo que tal vez en su día pudísteis leer en la prensa (sobre todos los conciertos en general encontraréis un buen resumen pinchando por ejemplo aquí, y sobre el de Shanghai en concreto otro texto con todos los detalles entrando aquí). Con todo, me gustaría dejaros aquí algunas fotos y, sobre todo, algunos pensamientos para transmitir las ideas más importantes de la iniciativa que, aunque vengan apoyada por un Al Gore que ahora predica tanto y de quien no recuerdo que hiciera nada por el medio ambiente cuando fue vicepresidente de Estados Unidos, me parece que vale la pena que reciba toda la publicidad posible.
.

* * *
.
Empezaré contándoos una pregunta que desde hace mucho tiempo me había hecho, después de haber surcado unas cuantas veces, en distintas épocas del año y con bastantes meses de distancia, los cielos de China.

.
¿Por qué me parece, también desde arriba, el cielo chino siempre tan sucio y tan gris, con una neblina que, será acaso por casualidad, casi siempre me impide ver con claridad, hasta en los días despejados de nubes, la superficie inmensa de este país enorme?


He visto el suelo chino desde aviones en montones de provincias, y en mi memoria diría que, salvo Xinjiang, el edén de Yunnan y lo que creo que era parte de Mongolia Interior, siempre he encontrado la misma neblina entre mi curiosidad y el paisaje, y siempre con la misma duda, de si sería casualidad que pasaba yo en un día de niebla o tormentas de polvo, o de si es que el cielo chino está de veras tan cargado de emisiones, que se nota hasta a miles de metros de altura cuándo ya ha entrado uno en el país.


Hace pocos días, esta fotografía de la NASA, que encontré en el diario británico The Guardian, me dio una respuesta sobrecogedora:.
.
.
La imagen, tomada desde un satélite para el Observatorio de la Tierra de la agencia espacial estadounidense, muestra "una neblina de contaminación sobre parte de China, causada por la dependencia del país en el carbón", según el periódico londinense.
.

Si ya tenía ganas de escribiros aquí sobre el mensaje que venía detrás de aquellos conciertos, esta fotografía me empujó a desearlo contar cuanto antes. (Es cierto que si buscáis en el portal oficial de Live Earth es casi más fácil encontrar ideas vendibles sobre lo fantástico y de moda que es ser ecologista, apoyando la idea junto con tus artistas favoritos, que mensajes concretos sobre los efectos del cambio climático, pero también aparecen ideas sobre cómo se puede contribuir a no empeorar la situación del planeta... con pequeños gestos que son responsabilidad de las grandes masas de consumidores, es decir, de cada uno de todos nosotros. Me pareció interesante y quisiera compartirlo con vosotros).
.

Cosas que se pueden hacer:
.
-EL AIRE ACONDICIONADO. Poner el aire acondicionado un solo grado más alto de lo que solamos hacerlo, puede ahorrar hasta un 3% el costo energético que estemos suponiendo para la red eléctrica. (En Shanghai sin ir más lejos la semana pasada hubo un gran apagón en tres distritos, porque tuvimos casi 39ºC con cerca de un 80% de humedad, y de tanto tirar del aire acondicionado, que está en cada casa por pobre que sea, y en los inmensos pisos se ven en las ventanas como complemento constante de las infitintas colmenitas, se acabó yendo la luz por sobrecarga. Esto en una ciudad que en verano obliga a cientos de empresas a producir sólo de noche, precisamente por el mismo problema, y donde la ley local prohíbe en los centros públicos poner el aire acondicionado por debajo de 26ºC... Hay tal falta de educación ambiental que en restaurantes o taxis uno se puede encontrar con temperaturas que sientan a diez o más grados menos que en la calle, lo que irónicamente hace de esta época de lluvias subtropicales y calores pegajosos -con 45ºC en el termómetro de mi ventana puesta al sol, esta mañana- una época de verdaderos constipados... No tiene sentido, ¿verdad?).
.
-BOMBILLAS DE BAJO CONSUMO. Utilizar estas luces fluorescentes compactas, como las llaman en inglés, hace que nos duren 10 veces más, y además ahorramos con ellas un montón de energía. Y dinerito que nos ahorramos. Además, si sólo un millón de hogares reemplazasen cuatro de sus bombillas tradicionales por las de bajo consumo, emitiríamos 900.000 toneladas menos de gases que provocan efecto invernadero.
.
-PASARNOS A LA ENERGÍA SOLAR. No es una idea tan loca, sobre todo en hogares de nueva construcción, que de eso en España y en China sabemos un rato largo... Dicen los organizadores -en China lo de Live Earth viene apoyado por la ONU- que si sólo un millón de hogares tomasen su energía sólo de la placas solares, las emisiones mundiales de dióxido de carbono disminuirían en 7 millones de toneladas anuales.
.
-REUTILIZAR LAS BOTELLAS Y ENVASES DE PLÁSTICO. Cada año se destina millón y medio de productos plásticos -derivados químicos del petróleo, hasta donde sé- a la producción de botellas...
.
-REDUCIR LA BASURA. Y eso se hace eligiendo los productos que consumes, los embalajes, qué apoyas con tu compra y qué no, y qué compras que es necesario y qué no... Si sólo un millón de personas redujesen su aportación de basura diaria en un 10%, disminurían las emsiones anuales de CO2 en 50.000 toneladas anuales.
.
-LAVAR EN AGUA FRÍA y limitar el consumo de agua, preciado tesoro, siguiendo el sentido común...
.
-RECICLAR PAPEL. Cada tonelada de papel reciclado ahorra suficiente energía como para suministrar electricidad a una casa de tres habitaciones durante todo un año.
.
-PLANTAR BAMBÚ. No es una broma por estar escribiendo desde China: aunque parezca mentira si vemos la provincia bambusera de Sichuan en la foto espacial de arriba, el bambú almacena más CO2 que otras plantas, y genera un 35% más de oxígeno que otros tipos de árboles de jardín... no saben nada los pandas (me pregunto cuánto más oxígeno darán los inmensos bosques naturales de bambú).
.
-DAR DESCANSO AL ORDENADOR. Si lo ponemos a echar la siesta en vez de con el salvapantallas, consumimos un 70% de energía menos.

-IR EN BICI. Ya sé que en las grandes ciudades españolas es un peligro -y aquí casi también, con el contraejemplo que están dándonos los chinos de sustituir sus maravillosas biciclitas por cada vez más motores-, pero es como para tenerlo en cuenta: si un millón de personas sustituyese, una sola vez a la semana, su trayecto diario de, pongamos, unos 10 kilómetros, por el mismo trayecto en bicicleta, parece que reduciríamos las emisiones de CO2 en 100.000 toneladas anuales. A veces las soluciones son tan sencillas e infantiles que en nuestro acelerado mundo moderno casi parecerían imposibles, ¿verdad?

...Y así montones de iniciativas que, sin traducir y resumir, en inglés, podéis encontrar aquí.
-

* * *
En Shanghai, al principio sobre un cielo neblinoso y pesimistamente futurista de los de aquí, y luego bajo un azote torrencial de lluvia ácida, ya caída la noche, el concierto por una Tierra viva fue el más pequeño de todos los celebrados, pero fue importante que China tuviera el suyo, ya que es uno de los principales contaminantes mundiales, y empieza a ser consciente y responsable de ello.

La idea, como dijo Khalid Malik, el responable del PNUD en China, antes de empezar el concierto, es que la gente se dé cuenta de que sus decisiones influyen en las decisiones de los demás, y de que de verdad es responsabilidad nuestra, de cada uno de nosotros -sobre todo quienes estamos en el lado enriquecido del mundo- hacer algo para limitar y corregir el daño sobre nuestro pequeño planeta.
.
Evonne Hsu (Xu Huixin), al comienzo del concierto Live Earth en Shanghai.
..
El concierto en Shanghai, a los pies de la Torre Perla de Oriente (东方明珠) no tuvo las grandes estrellas internacionales de otras ciudades, ni tal vez el poder de convocatoria de los de otros lugares, pero al menos salió por televisión y juntó en el escenerio muchas voces de artistas a los que los jóvenes chinos de las grandes ciudades tal vez escuchen, que deben de ser unos cuantos... Espero que más allá del concierto y de las decenas de chicas que parecía que vinieran sólo por ver de cerca a Eason Chan (Chen Yixun), el mensaje calara de alguna manera.
.
Evonne Hsu (Xu Huixin).
.
Al menos algunos de los artistas parecieron intentarlo aunque fuera con pequeñas declaraciones. Mientras creo que fue Xu Huixin quien propuso responder al problema del cambio climático con "una respuesta de amor", el solista del -para mí- desconocido grupo Soler dijo, al parecer, entre un par de sus cañeras canciones de corte casi europeo, que "no sólo la próxima generación depende de nosotros, nosotros también somos esa generación, así que salvémosos a nosotros mismos".
.
Soler.
.
Después llegó la única extranjera, la soprano británica Sarah Brightman, bastante conocida, también para mi sorpresa, por los grupos de espectadoras que me rodeaban. Fue cuando ella cantaba, por cierto, cuando se destató una intensa tormenta de lluvia ácida que cubrió las gradas para 3.000 personas de chubasqueros y paraguas.
.
Sarah Brightman.
.
No podía faltar en la chinísima noche la omnipresente Banda de las 12 Chicas -en realidad creo que son como 17 que se turnan según las actuaciones-, que hicieron de las suyas mezclando estilos y reinterpretando clásicos de oriente y occidiente, a diestro y siniestro, con su colección de erhus, guqis, pipas y flautas tradicionales.
.
12 Girls Band.
.
Yo no sé si lo más importante para muchos allí fue la fiesta global del medio ambiente o el contacto con las chinísimas estrellas, pero para mí lo más bonito fue charlar con la gente. A mi lado se sentó una joven, llamada Rui, que estaba concienciadísima, pertenecía a una ONG de ayuda a los animales, y era muy sensible al tema del agua. Tenía muy claras, casi de memoria, todas las cosas que se podían hacer para combatir los efectos del cambio climático, ideas como las de la lista de arriba. Su entusiasmo de verdad que me conmovió con una llamita de esperanza.
.
.
Bajo la lluvia compartimos una parte del concierto al abrigo del mismo paraguas, y a mí me hizo pensar que, con todos los errores que el hombre ha cometido tantas y tantas veces, qué bueno es que existan los jóvenes, tan capaces, si lo quieren, de cambiar un mundo que en el fondo siempre es de ellos.
.
Tras tres horas de concierto y algún azote de lluvia ácida contra viento y arrebatos naturales, salí de aquella cita tan empapado como rejuvenecido. El distrito financiero de Lujiazui se alzaba orgulloso y futurista como de costumbre, pero ahora la idea del futuro me sabía distinta: había algo renovado y fresco después de la lluvia, y no sé si era el color oxidado que tomaba el aire con la noche, la impresión de compartir la intimidad, el oxígeno y el agua de una furiosa tormenta con una apasionada desconocida de luces contagiosas, o la contradicción de esas ganas de mejorar un mundo que, con todo, no dejaba de llamar a la sensatez desde los pies de un pirulí gigante saturado de diodos de colores, muy cerca de la sede de un banco inmenso y de las obras de una de las torres de Babel más gigantescas que jamás hayan visto los hombres... La ciudad era la misma, pero con la emoción del momento, llegué a sentirme casi capaz de descifrar el mundo de una manera que ya estaba acostumbrándome a olvidar, por la rutina de los pequeños asuntos que nos hacen perder la perspectiva de la vida: que cuánta gente somos en este pequeño mundo, y si no será, después de todo, que hay una pequeña joven Rui en cada uno de nuestros corazones.
.

martes, 17 de julio de 2007

La caracola


Siempre se paga la misma moneda
cuando se sube a lo alto del mundo:
desde la altura del cieno profundo
no se ve nada que no sea moneda.

Toda la altura del hombre se queda
momificada y sin luz, moribundo
vaga sin rostro en su sombra, y el mundo
nada parece que no sea moneda.

Triste derrota del niño crecido
cuando ya sólo es capaz de comprar,
mula que tira de estribos y olvido:

su caracola en el pecho resuena,
pues cuando vive tan sólo ve arena
y cuando duerme no sabe oír el mar.



Fotografías: interior y vestíbulo del hotel Grand Hyatt de Shanghai, el más alto del mundo (pisos 87º a 54º), en el interior de la torre Jin Mao (金茂大厦).


Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

Creative Commons License
Todos los contenidos de este portal están bajo una licencia universal de Creative Commons.
Creative Commons License
Todos los contenidos de este portal también están bajo una licencia de Creative Commons ante las leyes de China.
©© Xibanyadeshanghairen [西班牙的上海人] es un portal de compartires destinados a funcionar como un diario abierto para los seres cercanos a su autor, quien, salvo de los comentarios y los materiales históricos citados, es el único responsable intelectual y material de todos los contenidos, textos e imágenes aquí vertidos.